3 claves para aumentar tu concentración durante el estudio

¿Eres de los que se sienta a estudiar y tarda un minuto en distraerse? ¿No eres capaz de mantener la concentración cuando estudias por mucho que lo intentas?

A continuación vamos a ver unos consejos y técnicas que te ayudarán a mejorar tu concentración cuando vas a comenzar a estudiar:

 

 

1. Cambia tu estado mental antes de empezar a estudiar.

 

Intenta liberar tu mente de  las posibles distracciones y preocupaciones que hacen estar en estado de alerta. Esto te ayudará y será más fácil pasar a un estado relajado al estudio.

Te ponemos un ejemplo: ¿crees que podrías dormir justo después de tener una reunión importante con un cliente importante? Probablemente no. Ahora ves evidente que tendrías que cambiar tu estado mental hasta que tu cerebro pudiera estar listo para ir a dormir, lo mismo ocurre con el estudio o cualquier actividad que requiera de concentración. El siguiente consejo te va a ayudar a poder despejar la mente.

 

2. Realiza algún ejercicio de relajación antes de empezar a estudiar.

 

Algunas técnicas de relajación que te ayudarán a conseguir el estado de tranquilidad necesario para ponerte a estudiar son:

 

  • Respiración con el diafragma: consiste en realizar respiraciones controladas llevando el aire al abdomen. Para ello es recomendable que estés tumbado y pongas una mano en el abdomen y la otra en el pecho. Al respirar, la mano del abdomen se tiene que desplazar mucho más que la del pecho.

 

  • Meditación: consiste en centrarte en un determinado objeto, pensamiento o simplemente en la respiración. Deberás ir desechando todos aquellos pensamientos involuntarios.  Existen multitud de técnicas de meditación elige la que mejor se adapta a tu estilo de vida.  Parece que todos los expertos coinciden en los beneficios que tiene la práctica de la meditación en la reducción del estrés, en la mejora de la capacidad de atención y concentración, y en la mejora de la memoria, entre otros aspectos.

 

3. Cuida hasta el último detalle de tu espacio de estudio.

 

Elimina todo aquello que puede convertirse en una distracción cuando llegue el momento de estudiar. Despeja la mesa o el escritorio de herramientas innecesarias, mantén la habitación limpia, apaga el teléfono, silencia las notificaciones de tu ordenador y llena tu botella de agua.

Prepáralo todo y prevé todo lo que vas a necesitar durante la próxima hora, ya que si empiezas a estudiar y a los cinco minutos vas a tener que levantarte de tu lugar de estudio perderás la concentración inicial y necesitarás un buen rato para volver a concentrarte.

 

Ahora ya estás preparado/a para comenzar con el estudio. 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat
1
Hola 👋 ¿Estamos aquí para ayudarte?